Hace un tiempo leí sobre el metal más caro del mundo, el rodio, este metal posee utilidades muy destacadas en la industria automotriz y joyería, entre otras, pero lo que realmente hace que su valor ronde los $50,000 dólares por kilogramo es su escasez. “Nada es tan valioso hasta que hace falta”.

En la vida humana las personas damos valores inmensos a muchos objetos como vehículos, ropas de alta costura, joyas, casas, etc. o a personas como cantantes de rock, actores de televisión o deportistas y estamos dispuestos a gastar mucho dinero en tener una “experiencia de vida” que nos acerque a estas cosas o personas, y en el afán de encontrar realización en tener dichas cosas o experimentar un par de horas en una butaca en primeros lugares en un concierto o un partido de fútbol o el que sea tu deporte favorito… en lo personal considero que todas estas cosas le agregan a la vida algo diferente que no precisamente es negativo, de hecho creo que sin ello nos perderíamos de aspectos que la misma vida nos regala. Sin embargo le damos valor a algo que no es necesariamente esencial para nosotros y descuidamos aquello que es vital como la salud de nuestro cuerpo, nuestra mente o nuestro corazón.

Aristóteles dijo: Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego.  La vida puede ser tan placentera como el mejor de los juegos pero sin duda en tan seria como la muerte.

La voluntad de hacerte cargo de tu salud: es necesario que nos esforcemos en vivir una vida de calidad y no solo “vivir”, pero esta calidad no llega sin hacer nada, tampoco debe de ser un hacer sufrido, sino un hacer con alegría. Peter Senge, gurú del gerenciamiento escribió lo siguiente: “La vida es demasiado cambiante, compleja e imprevisible, no es posible reducirla a una fórmula. Saber lo que se debe hacer no es lo mismo que ser capaz de hacerlo”, es aquí donde la voluntad juega un papel muy decisivo entre tener la salud que deseas y desear la salud que no tienes.

 

¿Cómo puedo hacerme responsable de mi salud?

Debemos de hacer conciencia que nuestro organismo eventualmente se irá degradando con el tiempo y que debemos de prepararnos para anticipar cada etapa de nuestra vida y nuestra salud. Nadie podrá darte la salud que deseas… a menos que tú pongas tu propio esmero y enfoque en alcanzarla. Es importante recalcar que en esta faena no estás solo, muchas personas y organizaciones estamos dispuestos a acompañarte en tu esfuerzo y junto a ti avanzaremos constantemente hacia el logro de tus objetivos en salud.

 

¡La salud privada es muy cara y no tengo el dinero para visitar al médico!

El sistema de salud público siempre será una opción viable para que asumas tus controles rutinarios y puedas prevenir graves enfermedades que afectan tu vida pero debes saber que en el último estudio de inversión en salud pública realizado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) expresa que solo cinco países de la región de las Américas invierten en salud un 6% de su producto Interno Bruto (PIB), el mínimo recomendado y El Salvador no es parte de esos 5 países; esta baja inversión muchas veces se ve reflejada en malas condiciones de atención, inadecuados tratamientos, largas esperas en atención y en algo vital como son los pocos programas de prevención y educación en salud o su poco alcance a la población en general.

Según el estudio: Las enfermedades crónicas no transmisibles son responsables de casi cuatro de cada cinco muertes anuales en las Américas, y se prevé que estas cifras aumenten en las próximas décadas como consecuencia del crecimiento de la población, el envejecimiento, la urbanización, y la exposición al medio ambiente y a los factores de riesgo.

De todas las muertes causadas por estas enfermedades, 35% se registraron prematuramente en personas de 30 a 70 años de edad, entre quienes el cáncer y las enfermedades cardiovasculares totalizaron 65% del total de esas defunciones prematuras.

La enfermedad Cardiovascular (ECV) es la principal causa de muerte en la región.

Fuente: https://goo.gl/2LHNHH’

Siempre será importante que asumas un rol protagónico y que inviertas en tu salud de forma periódica y continua y así prevenir las enfermedades, recuerda: Si crees que la prevención en salud es cara es porque aún no has pagado por la enfermedad

 

4 Recomendaciones para lograr invertir en su salud

Lo primero que debemos reconocer es que nuestra salud debe ser una prioridad en nuestra vida y por tanto debemos darle un lugar privilegiado en nuestra economía, así también, reconocer que la inversión en salud no está desligada de nuestro estado financiero por tanto algunas de estas recomendaciones te ayudarán no solo a tener el capital suficiente para invertir en tu salud sino que te permitirán organizar mejor tus finanzas personales.

 

1 ) Haz un presupuesto de tus ingresos y de tus egresos.

En la actualidad podemos encontrar muchos formatos para llevar a cabo con éxito nuestro presupuesto, es de mucha importancia que sepas con cuánto dinero dispones en este momento y si el caso fuera que al hacer este presupuesto te das cuenta que no tienes la disponibilidad de efectivo deseada, ¡no te desanimes!, este es el primer paso para iniciar un cambio de condición en su estado financiero actual.

Te detallo uno de los sitios en el cual encontrarás opciones para elegir la plantilla que te parezca mas útil: https://goo.gl/Va2VvK

También puedes apoyarte con una de tantas aplicaciones móviles para llevar un control de tus gastos, entre una de las aplicaciones premiadas por Google que puedo recomendarte está Fintonic la cual puedes descargar desde Play Store.

Planifique sus pagos: es importante que sepas cuándo tienes que hacer cada uno de tus pagos y el costo que tiene cada una de las deudas contraídas (tasa de interés, comisiones, etc.), así como el costo en el que incurrirás si no cumples tus obligaciones financieras a tiempo, ¡no pagues más de lo que debes!, y eso solo lo consigues con un buen control de tu dinero.

Priorice su inversión en salud: como lo hemos expuesto antes, la salud debe gestionarse y por tanto debes asignarle un valor a tus controles médicos, para ello lo primero es saber qué tipo de evaluaciones debes hacerte y con qué periodicidad debe llevarse a cabo, esto dependerá de tu condición personal como tu estado actual de salud, edad, sexo, exposición en tu trabajo a fuentes contaminantes, tipos de ejercicios que realizas, etc.

Los expertos en salud han determinado a través de diversos y extensos estudios qué tipo de evaluaciones de carácter preventivo debemos de realizarnos cada año, en los centros especializados de salud tenemos acceso a las guías que recomiendan estas evaluaciones.

“Si aún no conoces cuáles son las evaluaciones que debes realizarte, ponte en contacto con tu médico de cabecera y obtén la información pertinente”.

 

2 ) Clasifique cada gasto.

Una forma fácil de reconocer la prioridad de entre las actividades en las cuales consumes tu dinero es clasificarlas por su utilidad definiendo que tan indispensables son para tu desarrollo de vida, puedes ocupar las siguientes clasificaciones:

 

  • N: NECESIDADES: Es preciso que se cuestione acerca de sus “necesidades”. Muchas veces se ven necesidades que no lo son, tras un análisis frío y mesurado.
  • D: DESEOS: Son aquellas cosas que queremos o que nos gustan, pero que no necesariamente nuestra vida depende de ellas.
  • O: OBLIGACIONES: Son compromisos u obligaciones de pago que se adquieren cuando accedemos a servicios como el arriendo de vivienda, energía, etc.

 

Esta etapa de tu presupuesto es crucial ya que tendrás la oportunidad de evaluar si las necesidades que crees indispensables no son más que deseos convertidos en hábito en tu vida, también podrás darte cuenta que consentirte con algún deseo es posible siempre que hayas planificado tu gasto correctamente. Podrás cambiar los costos de adquisición de tus necesidades y el pago de tus obligaciones y en alguna medida encontrar formas de gozar de ellas sin afectar de gran manera tus finanzas por ejemplo, en las obligaciones financieras puedes evaluar consolidar deudas en un solo crédito a una tasa de interés menor o respecto a tus necesidades de vida puedes encontrar formas de ahorrar como por ejemplo, hacer supermercado en conjunto a otras personas aprovechando los precios más bajos por cantidades superiores etc.

Debes de ser creativo y dedicar un tiempo a pensar en cómo mejorar tus compras. Te aseguro encontrarás varias formas de llevar a cabo mejores transacciones financieras y si lo haces con otros que aporten buenas ideas, mejor aún.

 

3 ) Realiza cambios en tus egresos dedicando valores fijos a tus gastos e inversiones

Establece cuánto dejarás para el gasto de comida, cuánto para gasto de movilización, cuánto en gastos de recreación, etc. Esto te permitirá controlar cuánto y en qué estás gastando tu dinero.

En esta etapa en muy posible que tengas que suprimir o cambiar la forma de llevar a cabo alguna actividad, por ejemplo, si una de las cosas que suprimirás será el gasto por el pago del gimnasio, pero como ya hemos hecho conciencia de la importancia de tu salud, entonces deberás hacer actividades físicas al aire libre como por ejemplo correr, caminar, practica algún deporte, etc.  lo cual te permita continuar con tu plan de ejercicios.

El objetivo de esta asignación de dinero es evitar gastar tu efectivo en actividades que no merecen tu prioridad y que al paso del tiempo pueden afectarte financieramente.

 

4 ) Evaluación y mejoramiento de tu plan financiero

Una vez hayas comenzado a controlar tu ingreso y egreso podrás evaluar los resultados y tomar acciones que mejoren la forma, las herramientas, el control y los resultados de tus acciones. Seguramente podrás incluir una cuota de ahorro la cual hasta este momento no la hemos considerado pero sin duda es una de las mejoras sustanciales que podrás realizar una vez lleves a cabo un buen control de tu dinero.

Una de las opciones que tienes para controlar tu gasto en salud es contratar una póliza de seguro que te permita mantener la cobertura necesaria para que lleves a cabo tus controles médicos preventivos y las acciones correctivas a tu salud. Sobre esto hay muchas opciones con diversas coberturas, lo mejor que puedes hacer es contactar un asesor en seguros que te guíe en  la contratación del plan adecuado para ti.

También puedes acceder a planes prepago de servicios de salud, en algunos centros especializados, como CCM, podrás encontrar planes que te permitan pagar de forma anticipada cuotas parciales y así ir generando el ahorro que te permita hacerte las evaluaciones médicas más adelante, cuando menos te lo esperes habrás generado los montos de dinero necesarios para realizar tu chequeo médico de forma oportuna.

Si tienes dudas sobre el costo de pruebas de diagnóstico y exámenes clínicos, puedes cotizarlos en el siguiente enlace:

http://www.centrocardiometabolico.com/cotizacion-de-examenes/

Si deseas conocer qué tipo de evaluaciones puedes realizarte no dudes con contactarnos en:

http://www.centrocardiometabolico.com/comunicate/

Recuerda que la familia, los amigos, el trabajo, los deportes, etc. todas aquellas cosas que disfrutas, las disfrutas cuando tienes una buena salud, la cual te permite estar con las personas y en los lugares que deseas. ¡Primero es la salud!

 

CategoríaPacientes

HORARIOS DE ATENCIÓN

SERVICIOS MÉDICOS /
LABORATORIO CARDIOVASCULAR

De lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Sábado de 8:00 a.m. a 12:00 m.d.

LABORATORIO CLÍNICO

De lunes a viernes de 7:00 a.m. a 5:00 p.m.

Sábados de 7:00 a.m. a 12:30 m.d.

UBICACIÓN


mapa

CONTACTO

Teléfono: +(503) 2213-9400
Móvil (Whatsapp): +(503) 7862-6108

Dirección: Avenida Sierra Nevada y avenida Maracaibo, edificio XAYA 1er y 2do nivel, col. Miramonte, San Salvador

Derechos Reservados 2017.