Conocemos desde hace años, la presencia de una mayor frecuencia de “ataques cardiacos” en las fechas navideñas y se ha hechos estudios en los cuales se ha visto que el Día de Navidad,  es el “más mortal” del año debido a que aumentan en un 5% los infartos y los internamientos hospitalarios  por insuficiencia cardíaca. Este fenómeno se extiende desde una día previo a la noche de navidad hasta 1 semana después de año nuevo. Los “infartos navideños” como ya ha sido descrito, podría deberse a aspectos como:

  • Cambios en la alimentación, por los efectos de la dieta grasa sobre la función endotelial y el mayor consumo de sal.
  • Mayor estrés emocional, aspectos tan anecdóticos pero reales como los gastos y las facturas, hasta los efectos de las reuniones con familiares a los que no vemos habitualmente.
  • Aumento en el consumo de alcohol, que entre más se consuma mas es  el riesgo aunque los paciente estén tomando sus medicamentos,
  • La exposición a bajas temperaturas, en países fríos, contribuye a disminuir el aporte sanguíneo en algunos órganos como el corazón y el cerebro.
  • Falta de asistencia a sus controles médicos y no poner atención a sus síntomas por no estropear las reuniones familiares.
  • Los medicamento habituales se toman de manera menos constante, y en ocasiones hasta se suprimen por el deseo de consumir bebidas alcohólicas.

No olvidarnos del colesterol. Se calcula que durante las fiestas navideñas los niveles de colesterol pueden incrementarse hasta en un 10%. La única manera de combatir esta cifra es procurando no excedernos con copiosas comidas. En cualquier caso, retomar el hábito de la alimentación sana y equilibrada cuanto antes es la mejor opción.

 Más ejercicio.  Se recomienda no dejar de practicar nuestras rutinas deportivas. Se aconseja realizar ejercicio aeróbico, como caminar, andar en bicicleta o nadar, a intensidad moderada al menos 30 minutos la mayoría de días de la semana. 

 Cuidado con el alcohol. En pequeñas cantidades, ni la cerveza ni el vino son grandes enemigos de la salud cardiovascular. El exceso   es posible que debilite el corazón y cause la patología denominada miocardiopatía dilatada, provocando en el paciente síntomas de insuficiencia cardiaca. Además, hay determinadas arritmias cardiacas relacionadas con el consumo excesivo de alcohol.

Dormir bien. El descanso nocturno se asocia a una mejor salud cardiovascular. Lo han puesto de manifiesto estudios que concluyen que aquellas personas que, además de llevar unos hábitos de vida saludables, duermen un mínimo de siete horas al día, reducen hasta en un 65% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y hasta un 83% el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular 

 No olvidar frutas ni verduras… En estas fechas solemos olvidarnos de que el consumo de frutas y verduras no sólo es para el verano. Comer estos productos nos ayudará a cuidar de nuestra salud cardiovascular, ya que una dieta rica en frutas y verduras eleva las 

Controlar  el estrés. Cuanto menos estrés tiene una persona, menor es el riesgo de padecer un accidente cardiovascular. Y viceversa. Algunos países practican caminatas relajantes antes de noche de navidad, dormir bien e inclusive acudir a un sauna para estar relajados.

CategoríaSalud del corazón

HORARIOS DE ATENCIÓN

SERVICIOS MÉDICOS /
LABORATORIO CARDIOVASCULAR

De lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Sábado de 8:00 a.m. a 12:00 m.d.

LABORATORIO CLÍNICO

De lunes a viernes de 7:00 a.m. a 5:00 p.m.

Sábados de 7:00 a.m. a 12:30 m.d.

UBICACIÓN


mapa

CONTACTO

Teléfono: +(503) 2213-9400
Móvil (Whatsapp): +(503) 7862-6108

Dirección: Avenida Sierra Nevada y avenida Maracaibo, edificio XAYA 1er y 2do nivel, col. Miramonte, San Salvador

Derechos Reservados 2017.