La mayoría de los países celebran en mayo el mes de las madres y para ensalzar aún más la belleza de las madrecitas, en ese periodo festejamos también el mes de las flores, con las cuales engalanamos los días de estas féminas adorables (bisabuelas, abuelas, madres, esposas e hijas) de arreglos coloridos. Sabiendo que el corazón de las madres es inmenso y no pretendiendo pedir demasiado, queremos obsequiar otro ramillete de flores para las madres, cuando abogamos porque el mes de mayo sea declarado el mes de los hábitos saludables e higiénicos, los cuales nos fueron enseñados con esmero por ellas y que luego de adultos atendemos con desdén, sin importarnos el precio a pagar en salud y pronto enfermar.

Esta efeméride dedicada a los hábitos saludables e higiénicos (actividad física, alimentación saludable, ejercitar la mente, evitar el estrés y aprender a decir no a las drogas) tiene el propósito de enfatizar la importancia de la promoción de la salud como estrategia altamente efectiva para reducir la carga de padecimientos que representan las enfermedades crónicas no transmisibles (ENT), que incluyen a las enfermedades cardiovasculares (infartos cardíacos y derrames cerebrales), cáncer, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (bronquitis crónica y enfisema pulmonar) y diabetes mellitus tipo 2.

Para la OMS, las ENT son una pandemia y producen 8 de cada 10 muertes en el mundo, la mayoría a expensas de la enfermedad cardiovascular y un tercio de esas muertes ocurren de forma precoz (30 a 69 años).

Enfrentar la pandemia de la ENT no será un camino fácil, rápido y sin esfuerzos. Nos llevará varios años o décadas para que las autoridades y la población abramos la mente y encontremos que el génesis de estos malos hábitos, reside en el modelo de desarrollo consumista y que condiciona estilos de vida que no pueden ser modificados por la mayoría, convirtiéndonos en personas insensibles al riesgo y víctimas de estados pasivos ante las enfermedades.

Siempre he creído que la fuerza del cambio está en la gente, las familias y las comunidades, quienes valiéndose de valores universales (responsabilidad, honestidad, integridad, etc.) y disciplina, pueden comenzar por ejercer liderazgo sobre sí mismos (practicando ejercicio cada día, alimentándose bien, vivir sin estrés crónico y no consumir drogas), modelando hábitos saludables e higiénicos en otras familias, invitando a los amigos a llevar una vida saludable, construir comunidades modelos de salud, un país con desarrollo social y humano, una región centroamericana saludable, un continente americano y un mundo sostenible. Ya en tiempos pasados, Gandhi nos decía: “Sé el cambio que quieres ver el mundo”; así es que esforcémonos por cambiar nuestro estilo de vida, antes de buscar cambiar el ajeno. Así mismo, debemos estar conscientes de todo lo que vale la pena, es cuesta arriba y por tanto tener salud será cuesta arriba y va a requerir practicar con disciplina hábitos saludables e higiénicos cada día.

Finalmente en CCM estamos decididos a cumplir nuestro propósito de contribuir a que el corazón de los salvadoreños no deje latir precozmente a causa de las enfermedades cardiometabólicas, para ello guiados por fuerzas supremas levantaremos a líderes e instituciones que nos ayuden a reducir el impacto de estos trastornos. Y queremos que tú y la familia, se asuman el reto de practicar hábitos saludables e higiénicos para toda la vida ¿Contamos con ustedes?

Gracias Padre, por implantar en nosotros un espíritu de servicio.

¡Saludos!

HORARIOS DE ATENCIÓN

SERVICIOS MÉDICOS /
LABORATORIO CARDIOVASCULAR

De lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Sábado de 8:00 a.m. a 12:00 m.d.

LABORATORIO CLÍNICO

De lunes a viernes de 7:00 a.m. a 5:00 p.m.

Sábados de 7:00 a.m. a 12:30 m.d.

UBICACIÓN


mapa

CONTACTO

Teléfono: +(503) 2213-9400
Móvil (Whatsapp): +(503) 7862-6108

Dirección: Avenida Sierra Nevada y avenida Maracaibo, edificio XAYA 1er y 2do nivel, col. Miramonte, San Salvador

Derechos Reservados 2017.