Sabemos que hacer ejercicio es bueno para nuestra salud, pero queremos que sepas que hace en 4 órganos vitales: páncreas, corazón, pulmones e hígado, ahora queremos explicar lo que logramos con el ejercicio aparte de una figura esbelta y perder peso.

Ejercicio y páncreas: El páncreas es el órgano encargado de hacer 2 sustancias muy importantes para el control de la glucosa sanguínea: el glucagón y la insulina;

  • El glucagón se encarga de aumentar los niveles de glucosa permitiendo que se deshagan los muros de glucógeno que hay en el hígado y musculo.
  • La insulina que reduce el nivel de glucosa permitiendo que esta sea usada por las células del cuerpo, que se convierta en glucógeno o que se convierta en triglicéridos para ser almacenada.

Tango el glucagón como la insulina, son básicos para el mantenimiento del metabolismo de energía del cuerpo. El páncreas es beneficiado por la práctica del ejercicio ya que este permite que haya un remodelamiento de los vasos sanguíneos que permiten que este órgano tenga una mejor irrigación de sangre.

Ejercicio y corazón: Una vida sedentaria es uno de los principales factores de riesgo para que nuestro corazón enferme; principalmente el ejercicio bien planificado modifica la forma como el corazón trabaja principalmente disminuyendo su frecuencia de emitir latidos, fomentado que estos se den en una forma más ordenada y permitiendo además que haya un mayor flujo de sangre, es decir que a menos latidos la sangre puede llegar con más facilidad a todos los músculos y órganos del cuerpo debido a que las arterias y venas tienen mayor volumen capacidad de transportarla; es importante recordar que una frecuencia cardiaca menor siempre y cuando este entre los rangos normales, está relacionada con mayor esperanza de vida.

Ejercicio y pulmones: el trabajo de los pulmones durante el ejercicio es crucial, son ellos los que se encargan de ordenar la cantidad de oxigeno que entra y la forma como sale, en ocasiones cuando se inicia la actividad física, es difícil diferenciar si el cansancio se debe a falta de condición física o a una dificultad en el sistema cardiorrespiratorio, es importante por esto iniciar con una intensidad que el cuerpo tolere. Durante el ejercicio, la frecuencia respiratoria aumenta, de manera que los pulmones consumen hasta 100 litros de oxigeno por minuto ya que las demandas en el cuerpo aumentan por el ejercicio que se está realizando. El ejercicio permite que los músculos de la parte torácica aumenten su fuerza y así la capacidad respiratoria de manera que cada vez será más fácil mantener un buen ritmo en el ejercicio, esto se logra a medida que continuemos entrenando, pero no si se hace pocas veces a la semana o al mes.

Ejercicio y el hígado: El hígado es crucial en el metabolismo corporal, estudios clínicos nos muestran la importancia del ejercicio en la salud hepática y se ha visto que una baja cantidad de musculo corporal está relacionada con riesgo de hígado graso y cirrosis, el ejercicio permite que la masa muscular se mantenga en porcentajes adecuados. Durante el ejercicio, el hígado aumenta la movilización de glucosa y grasas en sangre para que los músculos relacionados con la actividad puedan tener combustible, durante el ejercicio este órgano aumenta sus funciones entre 3 y 6 veces esto es muy positivo ya que se mejora la forma como se usan las grasas y carbohidratos almacenados y esto repercute en niveles adecuados en sangre en un corto y largo plazo.  El hígado también tiene la bondad de convertir otros nutrientes en azúcar o grasa dependiendo la necesidad que se presente.

¿Qué hace el ejercicio en mi cuerpo?

Como resumen de la fisióloga del ejercicio (que hace el ejercicio en el cuerpo), podemos mencionar lo siguiente:

  • En el páncreas, mejora la circulación y esto permite que trabaje mejor
  • En el corazón, permite que disminuya la frecuencia cardiaca de forma progresiva y fomenta un ritmo adecuado de los latidos.
  • En los pulmones, ayuda a que tengan mayor capacidad de tomar cada vez más oxígeno y desarrolla los músculos del tórax
  • En el hígado, fomenta un aumento en su trabajo y sus funciones haciendo que todos los combustibles como glucosa y grasa sean utilizados.

¿Qué ejercicio puedo hacer?

Todos podemos hacer ejercicio y aunque 30 minutos 5 veces por semana es la dosis ideal, si no tienes la capacidad de hacerlo así, te invito a que inicies y aumentes progresivamente de la siguiente forma:

  1. Caminata 5 minutos en el patio de la casa después de cada comida a paso leve, luego aumenta a 10 minutos en el mismo número de sesiones al día.
  2. Vídeos demostrativos en plataformas digitales durante 10 minutos 2 veces por día, repite el tutorial hasta que lo hagas de forma más fluida.
  3. Elevaciones de piernas iniciando con 5 al levantarte y al acostarte, luego aumenta a 10 y poco a poco hasta hacer 25 por la mañana y por la noche.

¡Un estilo de vida activo viene acompañado de mucha salud!

HORARIOS DE ATENCIÓN

SERVICIOS MÉDICOS /
LABORATORIO CARDIOVASCULAR

De lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Sábado de 8:00 a.m. a 12:00 m.d.

LABORATORIO CLÍNICO

De lunes a viernes de 7:00 a.m. a 5:00 p.m.

Sábados de 7:00 a.m. a 12:30 m.d.

UBICACIÓN


mapa

CONTACTO

Teléfono: +(503) 2213-9400
Móvil (Whatsapp): +(503) 7862-6108

Dirección: Avenida Sierra Nevada y avenida Maracaibo, edificio XAYA 1er y 2do nivel, col. Miramonte, San Salvador

Derechos Reservados 2017.